El blues de Beale Street

If Beale Street Could Talk

Página 1

Director: Barry Jenkins

Guion: Barry Jenkins.
Intérpretes: KiKi Layne, Stephan James, Regina King, Colman Domingo, Teyonah Parris, Michael Beach, Aunjanue Ellis, Ebony Obsidian, Dominique Thorne, Diego Luna.
117 min.
Jóvenes.
Estreno:
25-01-2019.

Nueva York, años 1960: Fonny y Tish están enamorados, se van a vivir juntos, están buscando casa y entoces detienen a Fonny. Le acusan de algo que –resulta evidente– no ha hecho. La película comienza con Tish de visita a la cárcel, anunciando a Fonny que esperan un hijo. No hay tiempo que perder: es necesario demostrar que Fonny es inocente, cuanto antes.

Barry Jenkins, oscarizado el año pasado por Moonlight, deja que sea el texto de Baldwin quien hable, empezando por la cita que aparece en pantalla nada más iniciar la película: “Toda persona negra nacida en EE.UU. ha nacido en Beale Street”, y las palabras de Tish, en off, cuando va a la cárcel por primera vez: “Espero que nadie haya tenido que ver nunca a quien ama a través de un cristal”. Es una historia de amor y de dolor; en realidad no hay una secuencia en la que Tish y Fonny no tengan problemas, pero siempre pueden contar el uno con el otro, y con sus familias.

La historia avanza despacio –demasiado–, a través de recuerdos que nos permiten ver a Fonny fuera de la cárcel, y hacia adelante, hacia el juicio. Hay mucho, mucho amor, y también mucho dolor.

El relato es bueno. El trabajo de fotografía de Laxton destaca por un intencionado uso del color, y la expresiva paleta saturada contribuye en buena medida al verismo de la narración. Jenkins favorece hasta el exceso los primeros planos, e incluso deja que los actores miren directamente a la cámara; el tono será siempre íntimo.

El trabajo de los actores KiKi Layne y Stephan James es excelente y, como se suele decir, hay química entre los dos. La palma se la lleva, sin embargo, Regina King en el papel de madre de Tish, una actuación antológica.

Conviene apuntar que si bien la historia tiene alcance universal, los elementos locales son importantes, y por ello el mensaje por estas latitudes no tiene el mismo impacto. Incluso puede parecer excesivamente simple o maniqueo, tanto en la actuación policial como en el puritanismo de la madre de Fonny.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.