Dónde se han ido los empleos de la clase media

Página 1

La relación entre el empleo y el nivel de renta ha cambiado considerablemente en las tres últimas décadas. Cierto tipo de empleos que antes daban acceso a la clase media ya no aseguran ese estatus.

Hoy se exige un nivel de competencia profesional más elevado para formar parte de la categoría de rentas intermedias, señala el reciente informe de la OCDE Under Pressure: The Squeezed Middle Class (ver artículo relacionado). Actualmente, más de la mitad de los trabajadores de renta intermedia ocupan empleos de alta cualificación (de título universitario), proporción que hace dos décadas era solo un tercio.

Al mismo tiempo, la parte de los trabajadores de ingresos medios que ocupan empleos medianamente cualificados ha disminuido en todos los países, a excepción de México y Eslovaquia. En consecuencia, cada vez es menos posible obtener el mismo nivel de renta que antes para ciertos empleos. Esto puede explicar la frustración social que está en el centro del debate político en algunos países.

Por término medio, en 21 países de la OCDE para los que se dispone de datos, los empleos de cualificación media han perdido 8 puntos en el reparto del empleo, mientras que los de baja cualificación han perdido 2 puntos y los de alta han ganado 10 puntos.

Hoy se exige un nivel de competencia profesional más elevado para formar parte de la categoría de rentas intermedias

Tampoco hay un tipo de empleo típico de la clase media, sino que los trabajadores que forman parte de esta categoría de rentas intermedias trabajan en un amplio espectro de ocupaciones. En las dos últimas décadas, los profesionales se han convertido en el principal grupo de ingresos de clase media, por encima de los que ejercen un oficio.

Un sueldo no basta

En nuestros días, un hogar ordinario necesita por lo general dos sueldos para formar parte de la clase media, mientras que en el pasado bastaba uno solo correspondiente a un empleo de alta cualificación. Incluso con dos ingresos es difícil alcanzar hoy el nivel de renta intermedia si al menos uno de ellos no es de alta cualificación.

Los salarios más altos han crecido más aprisa que los medianos y los bajos, acentuando así la desigualdad.

La rápida automatización y digitalización de tareas está creando ansiedad respecto al futuro de los empleos de trabajadores de clase media. Según la OCDE, uno de cada seis trabajadores de rentas intermedias ocupa un empleo con alto riesgo de ser automatizado. Este riesgo es mayor para los trabajadores de clase baja (uno de cada cinco empleos) y menor en los de clase alta (uno de cada nueve).

La extensión de modalidades laborales como el trabajo a tiempo parcial, el temporal y autónomo, puede acentuar el sentido de inseguridad. De los países de la OCDE para los que existen datos, solo el 8% de los hogares de ingresos medios están a cargo de trabajadores a tiempo parcial, mientras que el 9% corresponden a trabajadores autónomos. La proporción de autónomos es más alta en los hogares de renta baja (12%) y en los de renta alta (21%).


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.