Doctor Sueño

Doctor Sleep

Página 1

Director: Mike Flanagan

Guion: Mike Flanagan (novela: Stephen King novela)
Intérpretes: Ewan McGregor, Rebecca Ferguson, Kyliegh Curran, Bruce Greenwood.
151 min.
Adultos.
(VX)
Estreno: 31-10-2019.

Hace más de tres décadas, Danny Torrance, Dan, era un niño de cinco años que pasó por un trauma terrorífico en el Hotel Overlook. El Dan de ahora (Ewan McGregor) trabaja como celador en un hospital de cuidados paliativos, usando su poder telepático ‒el “resplandor”‒ para consolar a los enfermos. Pero la paz que busca huyendo de su pasado se ve truncada cuando Abra (Kyliegh Curran), que posee el mismo “resplandor”, contacta con él para pedirle que le ayude a acabar con la malvada Rose y su grupo El Nudo Verdadero.

El resplandor, dirigida por Stanley Kubrick, es una película que, a pesar de que en su día no tuvo muy buena acogida por parte de la crítica, ha acabado siendo una de las películas de culto más recordadas de los años 80. No en vano, Steven Spielberg le hace un largo homenaje en Ready Player One. Años después, en 2011, Stephen King anunció que estaba preparando la continuación, que vio la luz en 2013. A la Warner Bros le faltó tiempo para decidir hacer la adaptación cinematográfica, de la que el mismo King ha hablado muy bien.

Mike Flanagan no ha destacado por hacer grandes obras cinematográficas. Más bien, cine de terror de serie B, donde solo despuntó, un poco, con la serie La maldición de Hill House. No obstante, seguramente la Warner vio en él la persona perfecta para adaptar la nueva novela de Stephen King, después de que pasara por las manos de Akiva Goldsman (guionista de Una mente maravillosa). Y han dado en el clavo: Flanagan trabaja como director y guionista en solitario y ha sabido hacerse muy bien con la esencia de King, procurando que su película se parezca a El resplandor, pero sin quedarse enquistada en ella.

Doctor Sueño ‒la película y, seguramente, también la novela‒, incluso supera su predecesora, dotando a la historia de un grado de sofisticación más elevado. Es más, con una idea sobre la muerte y el más allá mucho más interesante y positiva. A pesar de que son algo más de dos horas y media de película, el guion está muy medido, gracias, sobre todo, a la cocina a fuego lento de la trama.

En cuanto a los actores, Ewan McGregor borda su personaje de bonachón aterrorizado que hace de tripas corazón para luchar consigo mismo. También despunta la joven y casi desconocida Kyliegh Curran.

La película gana también gracias a la banda sonora, que rescata los sonidos que llenaban la de Kubrick.

Jaume Figa i Vaello
@jaumefv 


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.