Instituto Cultura y Sociedad en la Universidad de Navarra

Diagnosticar y tratar los problemas sociales

Página 1

Cuando se habla de investigación, se tiende a pensar en laboratorios e instrumentos científicos. Pero la resolución de los problemas del mundo actual depende también de diagnósticos y propuestas realizados a partir de las humanidades y las ciencias sociales. ¿Se pueden sacar aplicaciones prácticas del estudio del arte, la filosofía, la dignidad humana, la religión o la cultura emocional? Quienes forman parte del Instituto Cultura y Sociedad (ICS) de la Universidad de Navarra responderían afirmativamente.

Ana Marta González, coordinadora científica del ICS, señala la importancia de invertir en el estudio y la investigación en estos temas: “Es preciso interpretar el momento presente, desarrollar un pensamiento propio, y adelantarse a los tiempos en la definición de los problemas, los conceptos y los modos de abordarlos. Hay que comprender al hombre y su mundo, sin dejarse atrapar por los tópicos socialmente dominantes, ni empeñarse en perpetuar cadáveres culturales”. Esta es la misión con la que nació en el 2010 el Instituto Cultura y Sociedad, que actualmente cuenta con 60 investigadores y 175 colaboradores.

Con rasgos de centro de investigación, pero también compartiendo características con los think tanks anglosajones, el ICS es algo diferente. “En el ICS queremos centrarnos en estudios que resuelvan problemas de la sociedad actual”, explica Jaime García del Barrio, director general.

Temas socialmente estratégicos
Las cuestiones cruciales que aborda en estos momentos el Instituto se concretan en diez proyectos enmarcados en alguna de las cuatro grandes áreas que se definieron tras consultar con expertos de todo el mundo: Arte Contemporáneo; Familia, Educación y Sociedad; Globalización, Derechos Humanos e Interculturalidad; Pobreza y Desarrollo. Según Ana Marta González, “los diez proyectos contribuyen, cada uno a su modo y desde su perspectiva, a arrojar luz sobre dos cuestiones fundamentales: cuáles son las imágenes contemporáneas del hombre y cómo afrontar la cuestión de la integración y la división social”.

Se han definido diez líneas de investigación sobre problemas de la sociedad actual, abordadas por especialistas de distintas materias

Dentro del área de Arte Contemporáneo, además del proyecto “El abandono de la figuración en las artes contemporáneas”, se encuentra también el Museo de la Universidad de Navarra, aún en construcción. El Museo acogerá una colección de arte contemporáneo además del fondo fotográfico de la universidad, y será un aglutinador de la vida cultural universitaria.

Escuchar otras voces
La interdisciplinariedad es uno de los rasgos fuertes del ICS. García del Barrio reconoce que la colaboración entre las distintas disciplinas es más frecuente en la investigación de ciencias empíricas que en las ciencias sociales o humanísticas, pero añade que los problemas que éstas abordan son tan complicados como los de las ciencias experimentales. García del Barrio pone como ejemplo el tema de la pobreza, que “no puede analizarse sólo desde el punto de vista económico, porque entonces, ¿qué pasa con lo sociológico, con la población, con lo jurídico, con lo político, con cómo afecta la violencia al desarrollo de los países?”. Por eso, dentro del área de Pobreza y Desarrollo, se encuentra el Centro de Desarrollo Internacional con un equipo formado por economistas, politólogos, sociólogos e investigadores de otras disciplinas, como filosofía y derecho.

García del Barrio señala “que ha llegado el momento de superar la fragmentación de los saberes. Cada uno tiene que ser especialista en su área, seguir la metodología de su disciplina, pero también dedicar tiempo a escuchar a otras ciencias y así enriquecer su investigación”, pues “más que las instituciones son interdisciplinares las personas”. La sede del ICS se encuentra al lado del edificio nuevo de Bibliotecas, “porque la biblioteca es nuestro laboratorio”, explica el director.

Al menos la mitad de los colaboradores en los proyectos tienen que proceder de fuera de la Universidad de Navarra

Ana Marta González explica que esta colaboración entre los distintos saberes se da en el ICS dentro de cada proyecto y también en las relaciones entre distintos trabajos. Por una parte, “estos proyectos son interdisciplinares por sí mismos: cuentan con la contribución de especialistas de distintas áreas”. Por ejemplo, Mente-Cerebro estudia la subjetividad desde la neurociencia y la filosofía contemporánea. Por otra parte, Ley Natural y Racionalidad Práctica es una línea de investigación transversal que pretende proporcionar marcos para los demás proyectos.

La internacionalidad es también uno de los valores del ICS. “A todos los proyectos se les exige tener contactos y colaboraciones con universidades de otros países”, afirma García del Barrio. En junio de este año, por ejemplo, el ICS organizó en la universidad de Harvard un congreso sobre religión y secularidad.

Al menos la mitad de los colaboradores en los proyectos tienen que proceder de fuera de la Universidad de Navarra. Actualmente trabajan personas de diecisiete países y los resultados de las investigaciones se publican en inglés y en español. “Se trata de que esa internacionalidad esté presente no sólo en el personal investigador, sino en los proyectos en marcha y en los problemas que se abordan”, señala el director, ya que este Instituto no pretende influir solo en España, sino también en el mundo.

Aplicación de los proyectos
Las líneas de investigación del ICS tienen en la raíz las principales preocupaciones de la sociedad, a las que este centro quiere proporcionar respuesta y soluciones. Aunque advierte que las catalogaciones tienen mucho de artificial, Ana Marta González señala que algunos de los proyectos del ICS tienen una orientación más práctica (Pobreza y Desarrollo, Cuidados Paliativos, Fronteras y Cultura, Educación de la Afectividad y Sexualidad Humana, Discurso Público), mientras que otros poseen una finalidad más bien diagnóstica (Cultura Emocional e Identidad, Religión y Sociedad Civil, Mente-Cerebro, Ley Natural y Razón Práctica, Abandono de la figuración en el Arte Contemporáneo).

García del Barrio señala que “hay proyectos con distinta madurez, algunos ya tienen bastante aplicación”, y nombra, entre otros, el proyecto Educación de la Afectividad y Sexualidad Humana, que además de publicar en revistas especializadas, ha desarrollado un material didáctico que se utiliza en muchos colegios de España y Latinoamérica, de los 6 a los 18 años, para alumnos, padres y profesores.

Pero no es el único caso: la empresa aseguradora Zurich está financiando la investigación del equipo de Cultura Emocional e Identidad sobre el papel de las emociones en las organizaciones, ya que les interesa profundizar en el tema del liderazgo y del trabajo en equipo. Por otra parte, quienes trabajan en el proyecto sobre cuidados paliativos han sido los coordinadores del primer Atlas de Cuidados Paliativos en Latinoamérica, en el que se recoge, entre otras informaciones, cuál es el estado de este tipo de cuidados en Latinoamérica y cómo pueden fomentarse.

La religión en el ICS
El ICS participa de la identidad cristiana de la Universidad de Navarra, pero eso no quiere decir que se trate de un centro confesional. “Los valores del humanismo cristiano los comparten muchas personas que no profesan esta religión o que no profesan ninguna”, advierte García del Barrio.

Ana Marta González explica que en esa búsqueda de diálogo interdisciplinar, “no resulta difícil reflexionar también sobre las propuestas de la fe cristiana”, propuestas que han dado unos frutos a lo largo de la historia no sólo relevantes para los creyentes sino “para todo hombre y para el análisis de la cultura. Por eso resulta empobrecedor y alienante silenciar la presencia de la religión en la vida pública”.

Rafael Alvira, catedrático de Filosofía y director del proyecto Religión y Sociedad Civil, recalca la importancia de la religión en la sociedad: “Si rechazamos que el ser humano pueda relacionarse con Dios, dejamos al ser humano mutilado, del mismo modo que si le quitáramos su relación con el mundo o con sus semejantes. Las relaciones del ser humano no son accidentales, sino esenciales, porque le configuran como persona”.

En el ICS trabajan personas de distintas religiones, pero que comparten gran parte de los planteamientos del Instituto. “Lo que nos constituye como centro de investigación, no es la profesión de una determinada fe”, afirma Ana Marta González, “sino la apertura y la búsqueda de la verdad en libertad, en un clima de lealtad y cooperación”.


Áreas y proyectos del ICS

  • Arte Contemporáneo

    • Museo Universidad de Navarra

    • El abandono de la figuración en las Artes Contemporáneas

  • Familia, Educación y Sociedad

    • Cultura emocional e identidad

    • Educación de la afectividad y de la sexualidad humana

    • Religión y sociedad civil

    • Dignidad humana, enfermedad avanzada y cuidados paliativos

  • Globalización, Derechos Humanos e Interculturalismo

    • El discurso público. Estrategias persuasivas y de interpretación

    • Fronteras y Cultura

    • Mente – Cerebro: biología y subjetividad en la filosofía y en la neurociencia contemporáneas

    • Ley natural y racionalidad práctica

  • Pobreza y Desarrollo

    • Centro de Desarrollo Internacional


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.