Días y noches

Página 1

Autor: Andrés Trapiello

Andrés Trapiello
Espasa Calpe. Madrid (2000). 285 págs. 2.750 ptas.

Trapiello es un escritor polifacético: poeta, novelista, autor de diarios, ensayista, articulista, editor... Su faceta más conocida es la de escritor de diarios. De su diario Salón de pasos perdidos (ver los servicios 144/97, 59/98 y 74/99), "una novela en marcha", como lo define el propio Trapiello, ya ha publicado ocho volúmenes, el último de ellos Los hemisferios de Magdeburgo (Pre-Textos).

Días y noches es su última novela, y en ella abandona la ambientación barojiana y tenebrista de la que hizo gala en La malandanza (ver servicio 103/96), para narrar una historia sobre el dolor y el exilio. Justo García, un tipógrafo afiliado al sindicato socialista UGT, combate en el ejército republicano durante la guerra civil española. La novela comienza cuando ya está claro que los republicanos han sido derrotados. Con otros miles de milicianos, Justo abandona España por la frontera francesa y va a parar a uno de esos improvisados campos de concentración donde fueron recibidos por Francia. Gracias a las gestiones de uno de sus compañeros, Justo consigue embarcarse con otros miles de exiliados en el buque Sinaia, que parte con destino a México.

La novela está escrita en forma de diario por el propio Justo y en sus páginas va dejando su viva y escéptica impresión de los lastimosos sucesos que está viviendo. Más que la reflexión histórica, social o política, a Trapiello lo que le interesa es la interioridad de este personaje, que sufre no sólo la pérdida y separación de sus seres más queridos sino también un duro revés de sus ideales. Justo se enfrenta a los hechos con un realismo pesimista, dudando de todo lo que le rodea. Lo único que le importa es sobrevivir a tanta desgracia acumulada. Es en este punto donde la novela contiene las mejores páginas. Las que dedica a la estancia en el campo de refugiados de Saint Cyprien son demoledoras por su dureza y por la vejación a la que estuvieron sometidos.

Las irracionales y duras consecuencias de la guerra son, pues, el tema central de esta novela basada, además, en un hecho real, ya que el Sinaia existió y en él abandonaron Francia para ir al exilio mexicano milicianos como Justo e importantes hombres de cultura, como Ramón Gaya, a quien está dedicada la novela. Las situaciones trágicas que se viven son descritas sin cargar las tintas, intentando mostrar el estado de ánimo de alguien que no se siente protagonista de nada, sin exageraciones, sin dramatismos.

Adolfo Torrecilla

Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.