Cuando un libro es más barato que un periódico

Una iniciativa revoluciona el panorama editorial italiano

Página 1

Las clasificaciones de libros más vendidos que publican semanalmente algunos periódicos italianos incluyen, desde hace unos meses, una nueva categoría: "Millelire", los libros de mil liras. Se trata de títulos lanzados por algunas editoriales marginales que tienen como característica común su bajo precio: son más baratos que un periódico, que cuesta 1.200 liras.

Esta singular iniciativa comenzó la primavera pasada, cuando Marcelo Baraghini, propietario de una pequeña casa editorial al borde del cierre, lanzó una edición muy económica de Carta sobre la felicidad, de Epicuro. El librito, impreso en papel barato y cosido con dos grapas, fue un éxito. Hasta el punto que, según los editores, ha superado ampliamente el medio millón de ejemplares.

El catálogo de "Millelire-Stampa Alternativa", como se llama la colección, cuenta ya con más de treinta autores y casi cincuenta títulos. Junto a clásicos griegos y romanos, como el mismo Epicuro, Séneca o Heráclito, se encuentran obras de Stevenson, Zweig, Papini y, sobre todo, autores desconocidos o marginales, promotores por lo general de una filosofía más bien libertaria. Como la tendencia es que los libros-folleto no superen las 64 páginas, de 10 por 15 centímetros, la verdad es que se trata en la mayoría de los casos de fragmentos, obras secundarias o panfletos.

Poco tiempo después apareció una colección similar lanzada por la Newton Compton, otra casa editorial especializada en publicaciones económicas. Son libros de cien páginas por mil liras, impresos en papel ecológico, de dimensiones mayores (12,30 por 19,30 centímetros), y con una presentación más cuidada, que incluye tapas semiduras a todo color. Ha publicado hasta el momento una docena de títulos, en su mayoría de escritores clásicos (por ejemplo, varias obras de Shakespeare). Da la impresión, sin embargo, de que carecen del atractivo de la colección pionera.

Además de provocar la inclusión de una nueva categoría en las listas de libros más vendidos, la realidad es que estas colecciones han descubierto un nuevo filón de mercado, integrado fundamentalmente por adolescentes. De este modo, editoriales como Rizzoli han iniciado también colecciones a precios muy económicos (5.000 liras), dirigidas al mismo sector de público, aunque no parece que pretenda imitar a los "Millelire".

Como toda novedad trae consigo la polémica, los "Millelire" fueron definidos como una"tomadura de pelo" por Francesco Cataluccio, de la Feltrinelli, una casa editorial con aureola de culta y militancia de izquierdas. En un encuentro dedicado al fenómeno de los libros de bolsillo, Cataluccio manifestó que "nadie se ha atrevido a decir que 'Carta sobre la felicidad', de Epicuro, es una payasada. Epicuro nunca escribió una 'Carta sobre la felicidad', y ese librito es sólo fruto de una extrapolación. Y el mismo 'Fragmentos', de Heráclito (otro título de la colección), tiene una traducción vergonzosa que parece sacada de una escuela marxista-leninista del 68".

Sea como fuere, y al margen de consideraciones ideológicas, algunos editores han reconocido, al menos, que se trata de una operación inteligente y que la conquista de nuevos lectores, en el fondo, beneficia a todos. Mientras tanto, las que nacieron como ediciones "alternativas", corren el riesgo de convertirse en "convencionales". "Millelire" vendió en 1992 casi cuatro millones de ejemplares, según sus editores. Y este año esperan llegar a los diez millones, lo que implicará una concepción más empresarial y menos artesanal. Algo de eso ya se ha visto con el anuncio a toda página y a color que Baraghini publica en los principales semanarios italianos, imitando con ingenio la publicidad de una famosa marca de camisetas.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.