Crece la desigualdad entre los países más ricos y los más pobres

Los países "medios" aumentan su participación en la riqueza mundial

Página 1

La desigualdad entre los países ricos y pobres es hoy mayor que a principios de los años 60, pero los países de ingresos medios han aumentado su participación en la riqueza mundial. Este es el cuadro que se desprende del informe anual de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), que se acaba de publicar en Ginebra.

Para ver la diferencia entre los extremos, el informe compara el 20% más rico y el 20% más pobre. A comienzos de los años 60 un habitante de los países ricos tenía como media una renta 13,3 veces superior a la de un habitante de los países más pobres; en 1990, la diferencia ha aumentado a 18 veces. Ese 20% más pobre -en su mayoría países del Africa subsahariana-, que en 1960 poseía el 4,9% de la riqueza mundial, treinta años más tarde sólo supone el 3,6%. En cambio, los países de "clase media" se enriquecen cada vez más, sobre todo por el avance de la zona del Este asiático, incluida China. Su parte en la riqueza mundial ha crecido del 6,9% en 1960 al 10,8% en 1991.

La UNCTAD no espera que la mundialización de la economía y la liberalización del comercio favorecida por el Uruguay Round vaya a beneficiar de entrada a los países menos avanzados. Hay que tener en cuenta que su parte en las exportaciones representaba un 0,7% del comercio mundial en 1975, y desde entonces ha ido bajando. La mayoría de estos países exportan materias primas, cuyo peso en el comercio mundial es cada vez menor, mientras que para alimentarse dependen cada vez más de las importaciones. Así que, dice el informe, los beneficios de la liberalización sólo se notarán a largo plazo, mientras que a corto tendrá unos costes transitorios para estos países.

A pesar de estas predicciones un tanto sombrías, el balance de 1995 permite un cierto optimismo respecto a los países africanos más pobres. Su crecimiento ha alcanzado un 2,2% el año pasado (frente a un 0,6% en el período 1990-1994), mejora que se explica por el aumento de precios de materias primas y una política económica más adecuada.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.