Cómo entrenar a tu dragón

Página 1

Género: Acción / Aventuras
Plataformas: PS3, Xbox 360, Wii, DS
Versión analizada: PS3
Desarrollador: Activision
Distribuidor: Activision
Edad recomendada: 7+
Contenidos: violencia caricaturizada
Idioma: completamente en español
Precio: PS3 y Xbox 360: 59,99 €; Wii 49,95 €; DS 39,95 €
Página oficial

Ya no sorprende la aparición de juegos como este, que permiten profundizar más en el universo de una película, en este caso Cómo entrenar a tu dragón. Aunque el film se puede ver en 2D o 3D, y en esta segunda variante gana mucho, el videojuego es exclusivamente en 2D. Esto le priva de gran parte de la espectacularidad que brinda la tercera dimensión, pero no supone un problema para el disfrute del jugador.

La historia es bien sencilla y nos presenta una realidad paralela a la de la película pero totalmente fidedigna: tendremos a los mismos personajes y protagonistas (Hipo y Astrid), los mismos dragones y los mismos escenarios. Así, contaremos con dos modos de juego: historia y arcade. El primero consistirá en luchar por convertirnos en el mejor entrenador de dragones, ganar nuevos ejemplares y personalizarlos con todas las opciones que se ofrecen, muchas y muy variadas. Para no volverse repetitivo, también cuenta con un buen número de misiones secundarias.

El modo arcade permite pasar directamente a la acción enfrentando a los dragones que vamos obteniendo en el modo historia, por supuesto con opción para dos jugadores. Algo muy acertado en el diseño del juego es que los dragones se cansan, y es necesario cuidarlos: deben dormir, comer, curarse, etc. Esto añade un punto de estrategia realmente interesante, ya que así el juego es completo pero fácil a la vez, perfectamente accesible incluso para los más pequeños, que encontrarán un gran atractivo en todas las posibilidades de cuidar y cambiar de aspecto a sus dragones.

No es un juego adulto, y eso también se nota en el plano técnico: los gráficos y el sonido cumplen, sin más. El control de los dragones es aceptable, aunque algunos combos resultan complicados, y hay minijuegos que exigen gran dominio del mando. Ningún aspecto sorprende, pero no hace falta: aquí se trata sólo de pasar un buen rato jugando, sobre todo en compañía, con un producto pensado especialmente para los niños.

 


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.