Cientos de niños ugandeses, vendidos como esclavos en Sudán

Unicef denuncia los secuestros de un grupo guerrillero

Página 1

Unicef calcula que hasta ahora unos 3.000 niños y adolescentes se han convertido en esclavos del Ejército de Resistencia del Señor (LRA), al norte de Uganda. Los guerrilleros del LRA secuestran a los niños y les obligan a transportar equipos y mercancías. Algunos los cambian por armas a traficantes árabes, en la frontera sur de Sudán. Por lo que pronto son alistados para combatir contra el Ejército de Liberación sudanés. Los rebeldes del LRA continúan robando niños; obligan a los varones a participar en ataques armados y entregan las adolescentes como premio a los soldados.

Cada semana desaparecen un promedio de 30 niños. Para prevenir nuevos secuestros han cerrado todas menos una de las 180 escuelas de la región. Según Le Monde (22-XI-96), en octubre fueron arrebatadas 141 alumnas del colegio católico SaintMary. Dos de ellas pudieron escapar, y otras 109 fueron liberadas gracias a una religiosa, que, arriesgando su vida, siguió a los rebeldes para suplicar que liberaran a las adolescentes. Otras treinta siguen en paradero desconocido. Juan Pablo II hizo un llamamiento para encontrar a estas jóvenes.

Con la ayuda especial del gobierno noruego, en 1995 Unicef y la ONG World Vision abrieron en Uganda un centro de readaptación y cuidado para los niños que han podido ser recuperados. Hoy alberga a 300 niños ugandeses.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.