Casanova

Página 1

Director: Lasse Hallström

Director: Lasse Hallström. Guión: Jeffrey Hatcher, Kimberly Simi. Intérpretes: Heath Ledger, Sienna Miller, Jeremy Irons, Oliver Platt, Lena Olin. 108 min. Adultos. (XSD)

Casanova es un personaje mítico del Siglo de las Luces: espía, soldado, diplomático, escritor, aventurero, pero sobre todo mujeriego. En esta producción Disney con guión del que escribió la reciente "Belleza prohibida", el muchachote descubre el amor verdadero. Francesca será la única mujer que no sucumbe a sus encantos, porque la dama tiene un concepto algo más elevado del amor.

La película -de gran presupuesto-, rodada en Venecia con bonita fotografía del inglés Stapleton, cuenta con un director conocido y un reparto atractivo. Al frente, el actor de moda, Heath Ledger, que se desmarcó de la película en su pase por el festival de Venecia, con una actitud de no quiero saber nada, a mí que me registren o que me pregunten de otras pelis ("Brockeback Mountain", "El secreto de los hermanos Grimm").

En esta pretendida "comedia romántica" falla casi todo. El guión no logra ni media sonrisa, la historia es plana y aburrida, los diálogos son tontos hasta decir basta y el pésimo doblaje lo pone aún más de manifiesto.

En el terreno musical, "Casanova" es un insulto a clásicos como Albinoni, Vivaldi o Haendel. Nunca fue fácil poner música clásica a una película, porque al tener un mundo creativo propio, es poco compatible con otro arte como el cine. En "Casanova" no se ha acertado con la elección. No pegan los temas y, además, saturan hasta más allá de lo tolerable. Del rigor histórico, en fin, como podrán suponer, se ha tirado por la calle de Dan Brown, es decir, una tontería al cubo es más tontería y entretiene más.

En fin, una joyita más en el glorioso haber de Lasse Hallström, que suponemos que sin especial esfuerzo se hará el sueco. La taquilla norteamericana le ha imitado y no ha rebasado los 12 millones.

Sofía López

Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.