Cambio de reinas

L’échange des princesses

Página 1

Director: Marc Dugain

Guion : Marc Dugain, Chantal Thomas.
Intérpretes : Lambert Wilson, Anamaria Vartolomei, Igor van Dessel, Olivier Gourmet, Kacey Mottet Klein, Juliane Lepoureau, Catherine Mouchet, Patrick Descamps, Thomas Mustin, Gwendolyn Gourvenec, Didier Sauvegrain, Vincent Londez.
100 min.
Jóvenes-adultos.
(S)
Estreno: 15-02-2019.

En la isla de los Faisanes, sobre las aguas del Bidasoa, más de una vez se intercambiaron princesas de Francia y España a causa de la política matrimonial de épocas pasadas. En este caso se trata del pacto para casar a Mariana Victoria de Borbón con Luis XV de Francia, y Luisa Isabel de Orleans con Luis, príncipe de Asturias.

La novela de Chantal Thomas y esta versión cinematográfica se esfuerzan en recordar que era deber de príncipes y princesas engendrar herederos, único recurso ante la inevitable muerte, y para fortalecer alianzas políticas.

El relato de Marc Dugain es sobrio y pausado. La puesta en escena es académica, el relato avanza lento, pasando alternativamente de una corte a otra, fijándose cada vez en detalles pequeños. No hay grandes tensiones ni un hilo conductor, salvo la espera de herederos en uno y otro reino. El diseño importa tanto como los actores. Pelucas, trajes, salones y mobiliario, todo –también la banda sonora– ha sido cuidado con esmero para producir una impactante sensación de verdad y llevar al público un mensaje revisionista: ser monarca no era fácil ni divertido; las familias reales tenían un gran sentido del deber; príncipes y princesas aceptaban, resignados, unas obligaciones que no habían pedido, y la parte peor les tocaba a las mujeres.

El trabajo de los actores, en particular de la pareja de niños Igor van Dessel (Luis XV) y Juliane Lepoureau (Mariana Victoria) es un poema. Los diálogos son agudos; tan solo es lamentable la ignorancia sobre la corte española, reducida a clichés (la parte francesa es irreprochable). También se podría haber evitado algún comentario de mal gusto sobre prácticas homoeróticas.

La película es interesante, pero no entretenida.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.