Bélgica: proponen una "Carta de los cuidados paliativos"

El documento renuncia a la eutanasia y recalca la importante función de la familia

Página 1

La Federación Belga de Asociaciones de Cuidados Paliativos y otras 41 asociaciones belgas han firmado una "Carta de los cuidados paliativos" con la que se comprometen a respetar una relación de derechos del enfermo terminal. Es una respuesta constructiva a la práctica de la eutanasia que se legalizó hace casi un año en la vecina Holanda.

La carta, según informa la agencia Europe Today, estipula que la misión principal de los cuidados paliativos es asegurar la calidad de vida óptima al paciente que sufre una enfermedad incurable o crónica. Para esto es fundamental atenuar el dolor y conservar al máximo la consciencia del enfermo, siempre con su consentimiento. No es su propósito, por tanto, ni prolongar la vida del paciente por cualquier medio (encarnizamiento terapéutico) ni terminar con ella para evitar el sufrimiento (eutanasia).

El documento resalta la importancia de los cuidados paliativos a domicilio, pues la citada federación belga considera que así se logra facilitar las relaciones entre el enfermo, el médico generalista y la familia. Cuando se estime beneficioso el ingreso hospitalario, se deberá procurar que el enfermo sea acogido personalmente. La presencia de la familia cerca del enfermo se considera vital, por lo que, si no tiene parientes, podrá pedir ser tratado por un equipo especializado.

Otro punto de la carta establece que el paciente debe conocer la verdad sobre su enfermedad y que en todas las decisiones se debe contar con su parecer.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.