Avanza la preparación del Jubileo del año 2000

Representantes del episcopado mundial se reúnen en Roma para aportar ideas sobre el Jubileo

Página 1

Representantes del episcopado mundial se reúnen en Roma para aportar ideas sobre el Jubileo

Representantes de los episcopados de los cinco continentes participaron en el primer encuentro dedicado exclusivamente al Jubileo del año 2000, que se celebró en el Vaticano los días 15 y 16 de febrero. Durante el discurso que dirigió a los participantes, el Papa subrayó que la necesaria actividad organizativa no puede hacer olvidar que la dimensión fundamental del Jubileo es colocar a Cristo en el centro de la atención de los fieles.

La reunión fue convocada por el cardenal Ro-ger Etchegaray, presidente del Comité Central instituido por Juan Pablo II para coordinar la preparación de las celebraciones. Durante la sesiones de trabajo, se rindió cuenta de la actividad desarrollada en estos meses y se recogieron también las sugerencias de los episcopados locales respecto al modo de poner en práctica las ideas contenidas en la encíclica Tertio millennio adveniente, del 14 de noviembre de 1994.

La idea del Jubileo como un medio de renovación de la vida cristiana de los fieles fue subrayada también en el curso de la rueda de prensa de conclusión. Se afirmó, además, que la comisión teológico-histórica está elaborando guías catequéticas que puedan ser de utilidad para la fase preparatoria, que comienza en 1997.

En los próximos años se promoverán también algunos congresos internacionales para establecer sin prejuicios la verdad sobre algunos puntos históricos debatidos. Aunque no se precisaron los temas, posiblemente algunos estarán relacionados con episodios polémicos de las relaciones entre católicos y cristianos de otras confesiones. Siguiendo las indicaciones de Juan Pablo II, se ha querido subrayar desde el primer momento el carácter ecuménico de las iniciativas del Jubileo. Así, en esta reunión participaron también seis delegados de otras confesiones cristianas. Se habló también de la elaboración del "martirologio" de este siglo, otra idea muy querida del Papa, en el que figurarían cristianos de distintas confesiones.

Los organizadores presentaron también un número especial de la revista Tertio Millennio Adveniente, que será el boletín del Jubileo y se publicará cada dos meses en cinco idiomas. La publicación contiene un CD-ROM con textos, imágenes y sonido. En este primer número figura un video-clip sobre Roma y Jerusalén. En su discurso el Papa recordó que el canal privilegiado para el anuncio del Evangelio es el encuentro personal, aunque añadió que hay que saber también poner al servicio de la evangelización estas nuevas tecnologías.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.