Aumentan los bautismos de adultos en Europa

Página 1

Aunque en Europa, por regla general, baje la práctica religiosa o disminuya el número de católicos, también cada vez más personas descubren, de adultas, la fe. Todos los años, miles reciben el bautismo en la Vigilia Pascual, y parte de ellos son musulmanes.

En la muy laica Francia, por ejemplo, esta noche de Pascua se bautizarán 4.258 adultos, un 4% menos que en la Pascua de 2017, pero la tendencia desde principios de siglo es ascendente. Diez años antes fueron 2.700 (ver Aceprensa, 8-04-2007).

En Francia se bautizarán más de 4.000 adultos durante la Vigilia Pascual

Para Pauline Dwance, directora del Servicio Nacional de la Catequesis y el Catecumenado (SNCC), la cifra de quienes recibirán los sacramentos de iniciación en la Vigilia Pascual puede incluso no ser la más exacta. Según explica al periódico católico francés La Croix, "no estamos seguros de que haya una caída en los bautismos de adultos este año. Como nunca inflamos el número, es probable que esté por debajo de la realidad de este año. En cualquier caso, la tendencia a largo plazo es la más significativa”.

De hogares cristianos, musulmanes o no religiosos

De los adultos que van a recibir el agua bautismal el sábado en Francia, casi el 60% son jóvenes de entre 18 y 35 años, algo que, según Dwance, refleja que “los años de estudio y la inmersión en la vida profesional marcan un tiempo de búsqueda espiritual y de descubrimiento de la vida cristiana”. Siguen a estos los de la franja de 36 a 45 años, que constituyen una cuarta parte del total, y que están, opina, en un “momento privilegiado para el camino hacia el bautismo”.

En cifras generales, más de la mitad de los nuevos bautizados hunden sus raíces en familias cristianas, mientras que el 22% viene sin ningún tipo de background religioso, y el 7% se han criado como musulmanes.

La responsable del SNCC señala además que han aumentado las solicitudes de bautismo por parte de personas con mayor nivel de vulnerabilidad, tanto desde el punto de vista material, como desde el emocional o psicológico. En tal caso pueden encontrarse los catecúmenos de origen inmigrante y no francófonos, a quienes se ha enfocado con una catequesis muy anclada en “el testimonio, en la imagen”. Respecto a otras personas, afectadas por trastornos psicológicos, se previó ofrecerles un acompañamiento que se adecuara a su situación.

Un goteo incesante

Pero no solo en Francia habrá nuevos bautismos en esta Vigilia. En la vecina Bélgica, donde entre 2010 y 2016 el número total de quienes recibieron el sacramento descendió un 25%, hasta unos 33.900. Sin embargo, la cifra de adultos crece paulatinamente. Si en 2009 fueron 153 los que se acercaron en Pascua a la pila bautismal, este año serán 239. Por Bruselas-Malinas lo harán 114 catecúmenos; por Tournai, 52; por Amberes, 25, y así, gota a gota.

De los adultos que recibirán el sacramento, casi el 60% son jóvenes de entre 18 y 35 años

También en Austria siguen acercándose adultos a los sacramentos de iniciación. Según la agencia SIR, que cita a la Oficina de Coordinación para el Catecumenado y el Asilo de la Conferencia Episcopal austríaca, en 2017 se bautizaron 750 personas, de las que el 75% habían dejado atrás el credo musulmán. En 2015 se celebraron 322 bautismos, y 433 en 2016, por lo que las cifras de 2017 revelan una tendencia sostenida al alza.

Puede no ser casualidad que el incremento se haya producido justo cuando se verificaba un aumento de las llegadas de refugiados de países islámicos, lo que ha levantado sospechas de que algunas conversiones, tanto en la Iglesia católica como en las protestantes, no son auténticas y de que los inmigrantes han decidido abrazar la cruz por la suposición de que así pueden evitar ser deportados. Sin embargo, la mencionada institución austríaca subraya el hecho de que también ha crecido el número de solicitantes entre los musulmanes que llevan años viviendo allí.

Por último, tenemos a España. El pasado 12 de febrero, Europa Press recogía algunos datos de la ponencia “La situación actual de la catequesis en España”, presentada por el obispo de Huesca y Jaca, Mons. Julián Ruiz.

El prelado, citado por la agencia, refirió que cada año se bautizan unos 3.000 adultos, entre los que se cuentan tanto nacionales como personas de origen foráneo, razón por la que la catequesis de adultos debe ser tema prioritario.

En España se bautizan unos 3.000 adultos al año

“Invertimos tiempo y energía para niños, adolescentes y jóvenes”, dijo, pero subrayó la importancia de dedicarlos también a los del siguiente segmento de edad, quienes deben consolidarse en la fe para “dar respuesta a sus problemas y a los de la sociedad”.

Estabilidad en los números europeos

Según el Anuario Pontificio 2017, el número de católicos bautizados ha continuado creciendo a nivel global: de 1.272 millones de creyentes en 2014 a 1.285 millones en 2015.

Dicho aumento no se ha dado por igual en todas las regiones del globo: si en África la variación positiva fue del 19,4% en ese período (de 186 millones pasó a 222 millones), en Europa la situación muestra cierta estabilidad, toda vez que en 2015 los católicos del Viejo Continente sumaban casi 286 millones, un millón menos que en el año precedente.

Por su parte, Asia y América Latina experimentaron una expansión importante de sus poblaciones de fieles católicos, con un alza del 9% y el 6,7%, respectivamente.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.