Aumenta el salario de los profesores en casi todos los países de la OCDE

En España los sueldos están por encima de la media, sobre todo al comienzo de la carrera.

Página 1

La OCDE acaba de publicar su informe anual, "Education at a Glance (2004)", que compara los sistemas de enseñanza de los países miembros, a través de varios indicadores. Algunos tienen que ver con la situación del profesorado.

Diferentes organizaciones coinciden en que hay que ofrecer condiciones laborales atractivas para que se produzca el reemplazo de los profesores que se jubilarán los próximos años, reemplazo que no está garantizado (ver servicio 128/03). El salario es uno de los factores decisivos.

La comparación que hace la OCDE se refiere a los sueldos en la enseñanza pública. Aunque los salarios están expresados en dólares PPP -paridad de poder adquisitivo-, los sueldos de los profesores de los diversos países no son tan fáciles de comparar. En teoría dependen del nivel de cualificación y de los años de ejercicio, pero algunos países incluyen complementos que influyen en los ingresos base. Con todo, los sueldos tope de los profesores de primer ciclo de secundaria oscilan entre los 10.000 dólares en Eslovaquia a los más de 40.000 dólares en Australia, Alemania, Corea, Escocia, Estados Unidos, Japón y Suiza. Entre 1996 y 2002, el salario ha subido en términos reales en casi todos los países.

España es de los pocos países donde se han registrado caídas de los sueldos en términos reales tanto en primaria como en segundo ciclo de secundaria. No obstante, a pesar de la reducción de entre el 5% y el 8%, los sueldos de los profesores en España siguen por encima de la media de la OCDE en todos los niveles, y son especialmente altos al principio de la profesión. Los profesores españoles de primaria empiezan con un salario de 28.161 dólares, solo superado por los de Dinamarca, Alemania, Suiza y Estados Unidos. Los de secundaria arrancan con 31.550 dólares, también por encima de la media de la OCDE (24.236 $).

Quizá la consideración más importante es ver la relación entre el salario de los profesores y la renta per capita general de la población. A los 15 años de profesión la relación con la renta per capita es de 1,50 en primaria, 1,65 en primer ciclo de secundaria y 1,70 en segundo ciclo. También por encima de la media de la OCDE (1,33; 1,37 y 1,45, respectivamente).

El mayor problema en España es que los profesores empiezan ganando un buen sueldo, pero tardan 39 años en ganar un 45% más.

El sueldo a los 15 años de profesión en esos tres niveles de enseñanza solo es en torno a 3.000 dólares superior a la media de la OCDE.

La explicación puede estar en los complementos. En otros países los profesores reciben complementos por las horas extra, por impartir actividades extraescolares, por enseñar a estudiantes con necesidades especiales en la escuela regular, por tener una cualificación mayor a la requerida, por realizar especialmente bien el trabajo y obtener buenos resultados, por edad (con independencia de los años de docencia) y hasta 15 criterios más. España, según el informe, solo tiene previstos cuatro de esos complementos: desempeñar algún cargo en el colegio; trabajar en zonas remotas, especialmente caras o desaventajadas; desarrollo profesional de determinadas actividades y cuestiones familiares (matrimonio, número de hijos).

Junto al salario, también hay que tener en cuenta las horas de clase. El número medio de horas anuales en la enseñanza primaria en la OCDE es de 803, mientras que en España es de 880. En la secundaria inferior, solo Japón y Corea tienen menos horas que España, 564 horas, siempre por debajo de la media de 714. Y en la secundaria superior, la media se sitúa en 674 horas, mientras que en España son 548. En cuanto al tiempo dedicado a dar clases respecto al horario total de trabajo, es superior al 50% en una minoría de países, entre los que se incluye España.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.