Apuntes sobre un planeta estresado

Notes on a Nervous Planet

Página 1

Autor: Matt Haig

Destino.
Barcelona (2019).
320 págs.
17,95 € (papel) / 10,99 € (digital).
Traducción: María José Díez Pérez.

Comprar

Matt Haig es un periodista y novelista inglés que ha escrito literatura tanto de niños como de adultos, principalmente de ficción especulativa, aunque también tiene obras más allá de este género, como Reasons to Stay Alive, unas memorias escritas en 2015 sobre el trastorno depresivo mayor que sufrió en su juventud.

Esta tendencia autobiográfica se repite en su último libro, en el que explica la actitud que se podría tomar para superar la angustia y ansiedad producida por el mundo moderno, caracterizado por el estrés y la locura de una huida hacia adelante sin rumbo definido. Y aunque este libro se puede catalogar de autoayuda, posee ciertas características propias que lo ponen en valor, y constituye un relato sumamente ingenioso, lleno de chispa y de giros inesperados que delatan la profundidad emocional del autor.

El mundo moderno nos incapacita para tomar las riendas de la propia vida. En palabras de Haig, el futuro no existe. Puesto que tenemos conciencia de nuestro libre albedrío, nos hacemos la ilusión de que podemos elegirlo todo, incluso qué sentir en cada momento, lo que no deja de ser una falacia. Cuando no lo conseguimos, sentimos que el mundo nos oprime y nos instalamos en una ansiedad permanente, que no es sino la puerta de la infelicidad.

Hasta ahora parecía que el medio era el mensaje, pero Haig nos lleva a la reflexión de que no es totalmente cierto, porque parte integrante del mensaje es su propia intensidad emocional, lo que explotan hábilmente las empresas publicitarias. El autor hace especial énfasis en la problemática provocada por la tecnología: pasa de considerar inofensivas las redes sociales a captar su poder hipnótico, que hace que sigamos usándolas incluso cuando no se disfruta de ellas, lo cual es absurdo.

Apuntes sobre un planeta estresado es un libro ameno contra el estrés y los riesgos de la conexión permanente, de ligera digestión, recomendable para quienes no pueden tener continuidad en la lectura, ya que se puede leer poco a poco, y lleno de guiños al lector, que quedará cautivado por la sensibilidad y la capacidad de observación de Haig


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.