Abusos en Irlanda: los crímenes de unos pocos estigmatizan a muchos

Página 1

Debido a un clima de reacciones apasionadas, la opinión pública irlandesa ha terminado por estigmatizar al clero de Irlanda. Según un sondeo realizado por The Iona Institute, ahora muchos irlandeses creen que el número de sacerdotes implicados en el escándalo de los abusos a menores es muy superior al que en realidad es.

Hoy por hoy, los informes más autorizados sobre lo sucedido en Irlanda sitúa en un 4% el porcentaje de sacerdotes acusados de haber cometido abusos sexuales contra menores. Sin embargo, el 70% de los irlandeses encuestados cree que esa cifra es superior.

En concreto, el 42% piensa que más de 1 de cada 5 sacerdotes irlandeses son culpables de haber cometido abusos. De ese 42%, el 27% cree que el número de sacerdotes abusadores supera el 40%, y el 18% sostiene que más de la mitad del clero habría cometido abusos.

Los resultados del sondeo realizado por The Iona Institute muestran que la confusión de la opinión pública irlandesa va a más. En efecto, una encuesta realizada en 2002 por The Royal College of Surgeons situaba en un 11% el porcentaje de ciudadanos que pensaban erróneamente que el número de sacerdotes culpables de abusos eran más de la mitad del clero de Irlanda. Casi una década después, el porcentaje de los que piensan eso ha subido siete puntos.

Aunque los investigadores del sondeo de The Iona Institute no se detienen en averiguar los motivos que han provocado este notable aumento de personas que culpan a demasiados clérigos, no es aventurado atribuirlo a un clima en el que ha habido mucho revuelo mediático y poco empeño por estudiar a fondo los informes que se han ido publicando en los últimos años sobre este escándalo.

Tampoco el gobierno irlandés se ha mostrado demasiado propicio a serenar las cosas. Más bien, se podría decir que a veces ha echado leña al fuego con acusaciones imprecisas (cfr. Aceprensa, 12-09-2011). Su reciente decisión de cerrar Embajada en el Vaticano “por motivos económicos” hace patente las tensiones diplomáticas.

Algo falla en la información

“Existe un enfado profundo y completamente justificado por parte de la opinión pública con motivo del escándalo de los abusos a sexuales a menores por clérigos”, explica Patricia Cassey, profesora e investigadora en The Iona Institute. “No obstante, para ser justos con la inmensa mayoría de los sacerdotes, la gente debe saber que sólo una minoría de ellos fueron culpables de estos crímenes terribles”.

De los resultados del sondeo, a Cassey le sorprende sobre todo la enorme proporción de gente que está equivocada. Algo, a su juicio, que “debería preocupar seriamente a cualquier persona justa e imparcial”, ya que existe el riesgo de estigmatizar a todos los sacerdotes sólo por culpa de unos pocos. Cuando después de tanta información el público llega a conclusiones tan alejadas de la realidad sobre la extensión de un fenómeno, algo falla en la cobertura mediática.

Cassey hace un llamamiento a los medios de comunicación para que eviten los clichés y busquen explicaciones matizadas de los hechos como ya hacen en otros ámbitos. “Por ejemplo, cuando se cometen atrocidades en nombre del Islam, los responsables de los medios enseguida se apresuran a aclarar que sólo una pequeña minoría de los musulmanes son culpables de esos crímenes, y que esos ataques terroristas son una desviación aberrante antes que una expresión auténtica del Islam”.

Por eso pide que cuando se informe sobre casos de abusos cometidos por clérigos se haga con la misma actitud responsable. “Se ha de informar sobre los casos de manera objetiva, y siempre dejando claro que sólo un minúsculo porcentaje de sacerdotes son culpables de abusos de menores”.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.