533 días

533. Een dagenboek

Página 1

Autor: Cees Nooteboom

Siruela.
Madrid (2018).
216 págs.
19,95 € (papel) / 9,99 € (digital).
Traducción: Isabel-Clara Lorda Vida.

Comprar

Cees Nooteboom (La Haya, 1933) es uno de los escritores holandeses más destacados y reconocidos mundialmente. Ha viajado por todo el mundo y, desde hace cincuenta años, pasa los meses veraniegos, sobre todo, en la finca que tiene en la isla de Menorca. Buen conocedor de la geografía y de la cultura españolas, que aprecia –como se muestra en Desvío a Santiago y en las traducciones al neerlandés de poesía en castellano y en catalán–, es autor de novelas, ensayos, poemarios y libros de viajes.

533 días es un texto original y difícil de clasificar. El propio Nooteboom afirma: “Habría que ver si esto que escribo es realmente un diario o más bien una crónica de mis días, una forma de retener de vez en cuando algo del flujo de mis pensamientos, de mis lecturas, de cosas que veo. Está claro que no se trata de un libro de confesiones”. El hilo conductor es el jardín de su casa menorquina. La observación atenta del ritmo vital de las plantas, los cuidados que requieren, las transformaciones que descubre tras unos meses de ausencia, etc., enmarcan el texto, lleno de referencias a cuestiones variadísimas.

Nos da su opinión, por ejemplo, acerca de obras que ha leído, tanto clásicas como modernas, recuerda encuentros con otros autores de muy variada procedencia, y también otras circunstancias de su vida, como los meses de invierno que suele pasar en una gélida zona de Alemania que contrasta con el paisaje y el ambiente de la isla mediterránea. Pero también plantea al lector preguntas y reflexiones que a él le suscitan los sueños, la escritura, la lectura, la astronomía, la actualidad internacional (le preocupa la situación de Europa y la de España), la historia, los encuentros con otras culturas…

En las últimas páginas del libro, después de haber narrado la visita a algunos yacimientos arqueológicos de los primeros pobladores de Menorca, sorprende al lector con la descripción bastante detallada del interés con que ha seguido el viaje de las sondas Voyager, desde el lanzamiento por la NASA en 1977 hasta que, en 2012, abandonan el sistema solar, y las especulaciones antropológicas que le ocasiona. Este compendio de reflexiones dispersas, escritas entre el 1 de agosto de 2014 y el 15 de enero de 2016, se lee, sin embargo, con interés, porque Nooteboom no aburre al lector y se muestra respetuoso, inteligente, culto, pero sin avasallar, y más bien escéptico.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.