The Way

Página 1

Director: Emilio Estevez

Guión: Emilio Estevez. Intérpretes: Martin Sheen, Emilio Estevez, Ángela Molina, Deborah Kara Unger, James Nesbitt. 120 min. Jóvenes. (D)

Tom es un maduro oculista viudo, afincado en Estados Unidos, feliz en su pequeño mundo donde el máximo aliciente lo ofrecen sus partidos de golf. En cambio, su hijo tiene ganas de ver mundo, y precisamente en su aventura de hacer el Camino de Santiago muere en un accidente. Tom debe acometer la ingrata tarea de viajar a Francia a hacerse cargo del cadáver. Pero una vez allí, decide tomar el relevo de su hijo, y con sus cenizas hacer el Camino juntos. Van a ser varias semanas en que sufrirá una transformación: el suyo es un viaje no sólo físico sino interior, donde le enriquece el contacto con otras personas que también tienen sus razones para peregrinar a Santiago de Compostela.

Agradable película de Emilio Estevez, con su padre Martin Sheen como protagonista. No tiene la complejidad y riqueza de Bobby, aunque comparte con este título la presentación de una amplia galería de personajes, descritos con rasgos que los humanizan. No son perfectos, pero todos anhelan la paz interior y la felicidad, las buscan no saben dónde ni cómo, y su peregrinación es una forma de encauzar esos buenos deseos.

Del film se agradece la falta de pretensiones y que logra trasladar la vivencia única de hacer el Camino de Santiago: variadas razones personales, incluidas por supuesto las espirituales, y la camaradería que surge entre los que se conocen con esa ocasión. El reparto es magnífico, con algún momento dramático intenso -sobre todo en el personaje de Deborah Kara Unger-, aunque se echan en falta más emociones genuinas; prima la normalidad, lo que está bien -los histerismos o la visión grotesca de otras cintas sobre el Camino son un poquito insoportables-. Es buena la selección de canciones, pero en algunos momentos da la sensación de que estamos ante una película eminentemente promocional del Camino en su aspecto turístico (la Xunta de Galicia ha ayudado en la financiación), y esto lastra la cinta, distrae innecesariamente.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.