La TV alemana rueda una película sobre Pío XII

Página 1

“Nunciatura Apostólica en Baviera”: así reza la placa que puede verse el muro de una casa de principios del siglo XX. Solo que este hotelito de piedra se alza no en Múnich, sino en Krefeld, una ciudad cercana a Colonia y Düsseldorf. Aquí se están rodando, bajo la dirección de Marcus O. Rosenmüller, algunas escenas de la película para televisión Gottes mächtige Dienerin (“La poderosa servidora de Dios”), sobre la vida de la hermana Pascalina, que estuvo 40 años al servicio, primero del nuncio Pacelli y, tras la elección de este como Papa, de Pío XII.

En Múnich no hubiera sido posible encontrar una casa vacía de estas dimensiones, nos comenta el jovial director (nacido en 1963). El equipo de rodaje ha instalado en esta casa no solo el despacho de Eugenio Pacelli, quien desempeñó el cargo de nuncio ante el Reino de Baviera entre abril de 1917 y agosto de 1925, fecha en que se trasladó a Berlín, a la recién creada Nunciatura de la Santa Sede ante el Reich Alemán. Toda la planta baja ha sido acondicionada con muebles y papeles pintados de la época.

Delante de la casa, en el jardín, está aparcado el coche oficial de Pacelli, que desempeña un papel fundamental en el rodaje de hoy: el 29 de abril de 1919, miembros del consejo revolucionario que se había constituido en Múnich al término de la Primera Guerra Mundial ocuparon la Nunciatura y exigieron la entrega del “automóvil”. Aunque la decidida actuación del nuncio evitó la confiscación, este episodio dejó huella: Pacelli acababa de hacer una primera experiencia con el bolchevismo.

Pronto, el futuro Papa Pío XII trabaría conocimiento con un movimiento con el que se enfrentaría una y otra vez: Pacelli es testigo en Múnich del “golpe del Bürgerbräukeller”, la “marcha de Ludendorff y Hitler a la Feldherrenhalle” [1]. En su informe al Vaticano, el nuncio Pacelli resalta el carácter anticatólico del movimiento de Hitler. También en Berlín, desde la nueva Nunciatura, Eugenio Pacelli seguirá con preocupación el avance del nacionalsocialismo.

La “mujer más poderosa” del Vaticano

En el filme de la ARD (que consta de dos partes, de hora y media cada una), Eugenio Pacelli es visto bajo la perspectiva de sor Pascalina Lehnert (véase la entrevista con el director Marcus O. Rosenmüller). Gottes mächtige Dienerin es la versión fílmica del libro del mismo título, obra de Maria Schad (2007). Siguiendo el guión de Henriette Pieper y Gabriele Scheidt, el filme traza la biografía de una monja que se convertiría en la “mujer más poderosa” del Vaticano: la joven religiosa Pascalina (Christine Neubauer) es enviada a Múnich en 1918 por su superiora Tharsilla Thanner (Tina Engel), a pesar de ciertas reservas, para dirigir las tareas domésticas en la casa del nuncio Eugenio Pacelli (Remo Girone).

Con la ayuda del cardenal Faulhaber (Ulrich Gebauer), sigue en 1930 a Pacelli a Roma, donde el nuncio ha sido nombrado cardenal secretario de Estado por Pío XI. En la Ciudad Eterna, Pascalina se topa con la oposición del (ficticio) Mons. Wilson (Wilfried Hochholdinger), porque según su opinión una mujer no tiene cabida en el Vaticano. Sin embargo, su intento de evitar el encuentro entre la monja y Pacelli fracasa. Las observaciones que hace Pascalina a unos documentos oficiales llegan a la mesa de trabajo de Pío XI, que se muestra agradablemente sorprendido por la inteligencia de la religiosa y le permite vivir en el Vaticano.

Unos años más tarde, Pascalina se encontrará en el centro de uno de los más graves conflictos en que se vio envuelta la Iglesia católica en el siglo XX: Pío XI firma la encíclica Mit brennender Sorge, redactada por los cardenales Faulhaber y Pacelli, un documento que despierta el enojo de los nazis. Las consecuencias serán fuertes represiones contra representantes de la Iglesia. Cuando, en 1939, muere Pío XI, es elegido Papa Eugenio Pacelli, que toma el nombre de Pío XII. Tras el estallido de la Guerra Mundial, sor Pascalina recibe el encargo de organizar unas obras de asistencia social, así como la ayuda para salvar a los judíos romanos. En 1958, tras la muerte de Pío XII, Pascalina deja el Vaticano para siempre.

A pesar de que la figura central del filme es sor Pascalina, un especial interés radica en la visión que la película trasmite de Pío XII en general y de sus relaciones con el nazismo en particular. Sobre estos importantes temas habla en una entrevista exclusiva el director Marcus O. Rosenmüller.

Pero primero continúa el rodaje en Krefeld, con la escena en que Pacelli expulsa a los revolucionarios, y en la que Remo Girone demuestra todo su carisma. “Es una suerte contar con Remo Girone. Podríamos haber buscado a un actor con la nariz aguileña tan característica de Pacelli; pero no se da un papel por el aspecto físico”, dice Marcus O. Rosenmüller. Desde Krefeld, el rodaje se traslada a Baviera y a Italia; se prevé que concluya en noviembre.

-------------------------------

[1] Los dos episodios del fallido intento de golpe de Estado a cargo de Hitler en Munich, en 1923: la proclamación de la revolución nacionalsocialista en la cervecería Bürgerbräukeller, el 8 de noviembre, y la marcha hacia el Ministerio de Defensa bávaro, al día siguiente, disuelta por la policía en las inmediaciones de la Feldherrenhalle, un monumento militar.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.