La marcha pro vida en Washington se rejuvenece

Página 1

La ocasión era el 35 aniversario de la decisión del Tribunal Supremo en el caso Roe vs. Wade, que legalizó el aborto. Participaron en la protesta varias decenas de miles de personas provenientes de varios estados, que recorrieron Constitution Avenue para dirigirse a la Corte Suprema.

“La marcha -según reflejaba el Washington Post-parecía una gigantesca y vitalista concentración, con sonrientes jóvenes (...) cuyas pancartas mostraban su compromiso con una causa: ‘Dar la vida, no quitarla’ y ‘Tu madre fue pro vida’”.

Entre los asistentes circulaban los datos recientemente facilitados por el Guttmacher Institute. Esta organización publica desde los años 70 un informe que es considerado la más autorizada información sobre la extensión del aborto en Estados Unidos. El informe de este año afirmaba que el número de abortos había descendido un 9% entre el 2000 y el 2005, situándose en la cifra más baja desde 1975. De las 21,3 por mil mujeres entre los 15 y los 44 años que abortaron en el 2000, se ha pasado a 19,4 en 2005, con un total de 1,2 millones de abortos.

La marcha culminaba tres días de eventos pro vida, desde conciertos a vigilias de oración. Los 20.000 jóvenes asistentes a la misa y a un concierto en Verizon Center escucharon un mensaje de Benedicto XVI, quien les agradeció su labor “por promover el respeto por la dignidad y los derechos inalienables de cada ser humano, incluidos los miembros más pequeños e indefensos de la familia humana”. También el presidente Bush saludó a la multitud en una conexión telefónica, en la que se felicitó por el hecho de que hubiera disminuido el número de abortos, aunque recordó que todavía uno de cada cinco embarazos terminan en aborto.

Italia: reducción de plazos en Lombardía

Los avances médicos están logrando que un feto puede sobrevivir cada vez temprano fuera del útero materno, en torno a las 23 semanas, y por eso comienzan a surgir iniciativas para ajustar las legislaciones sobre al aborto a esta importante determinación. En Italia, país que se haya inmerso en un importante debate acerca de la moratoria sobre el aborto, surgieron ayer dos novedades.

Por un lado, la región de Lombardía ha fijado en las veintidós semanas y tres días el tiempo límite para la interrupción terapéutica del embarazo (le ley italiana actual no fijaba ninguno). En comparación, la asociación de clínicas abortistas españolas afirmaba esta semana que sus miembros se comprometen a no abortar fetos de más de 26 semanas.

Y en segundo lugar, la ministra italiana de la salud, Livia Turco, ha firmado el documento conclusivo del grupo de estudio sobre cuidados prenatales, que ella misma había constituido. Entra las conclusiones, que han sido entregadas al Consejo Superior de Sanidad italiano, se determina que por debajo de las veintidós semanas y seis días la reanimación del feto está desaconsejada, por las secuelas que pueda tener un nacimiento tan temprano.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.