Fascismo y comunismo

Página 1

Autores: Ernst Nolte, François Furet

François Furet y Ernst Nolte
Alianza. Madrid (1999). 155 págs. 750 ptas.

El paso de los años va dando a los historiadores una perspectiva más amplia para analizar las causas de los totalitarismos de masas del siglo XX. Dos de los más notables investigadores del febril periodo europeo de entreguerras, el francés François Furet -fallecido en 1997- y el alemán Ernst Nolte, acordaron en el verano de 1996 publicar su intercambio epistolar sobre este asunto. El pequeño libro recoge ocho cartas-ensayo que abordan las raíces, similitudes y diferencias entre el comunismo y el fascismo, según dos de los más reconocidos eruditos en la materia.

Furet y Nolte coinciden en que, a pesar de que el movimiento fascista se nutrió del anticomunismo, y el comunista del antifascismo, ambos comparten un odio al mundo burgués que les permite también unirse en muchos aspectos de fondo y de forma. No obstante, los dos historiadores difieren respecto a las raíces del fascismo: Nolte insiste en el carácter "reactivo" del fascismo frente el comunismo, mientras Furet subraya el carácter "revolucionario" de la ideología totalitaria italiana, frente a la rutina intelectual de los movimientos contrarrevolucionarios del XIX, que suspiraban tan solo por un retorno al pasado. Nolte y Furet vuelven a coincidir, en sus últimos intercambios epistolares, en un análisis sugerente de las postrimerías del siglo XX. Ambos historiadores subrayan el paradójico fenómeno de que el derrumbamiento del comunismo soviético ha ido acompañado, curiosamente, de un desplazamiento a la izquierda de las opiniones públicas europeas. El socialismo europeo, al que ya no se considera emparentado con un régimen extinguido, puede recurrir a un discurso menos vulnerable a la crítica que un capitalismo que, cuanto más triunfa, más se le detesta.

Francisco de Andrés

Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.