Francia: sustanciales ayudas económicas de padres a hijos

Los hogares dedican un 12% de sus ingresos a donaciones a los hijos

La solidaridad entre generaciones en las familias francesas se tradujo el año pasado en ayudas económicas por valor de 135 millardos de francos (26 millardos de dólares). La gran mayoría corresponden a ayudas a los jóvenes adultos, que recibieron de sus padres y abuelos 100 millardos, cifra que equivale a la mitad del valor de herencias y donaciones. En cambio, de abajo a arriba las ayudas fueron sólo de 10 millardos, correspondientes a personas ancianas sostenidas por hijos de edad intermedia.

Los jóvenes tardan cada vez más en adquirir autonomía financiera, según estos datos, procedentes de un informe publicado por el Instituto de Estadística francés, del que ha informado el diario Le Monde (11-IV-96).

En conjunto, los hogares franceses dedican cerca del 12% de sus ingresos a ayudar económicamente a los hijos jóvenes adultos. Tres cuartas partes de esas ayudas las dan en metálico, casi siempre en circunstancias ocasionales, que coinciden muchas veces con el abandono definitivo del hogar paterno. Suelen dar dinero para ayudarles a comprar una vivienda, un automóvil, muebles, electrodomésticos, ropa, etc. Otra modalidad corriente de ayuda familiar es la financiación de estudios o de viajes. Sólo en uno de cada diez hogares los padres o los abuelos entregan de modo regular dinero en efectivo a los hijos por valor de 14.000 francos anuales como media. En uno de cada seis hogares se dan aportaciones en especie por valor de 9.000 francos anuales por donante.

El año pasado, otra investigación realizada en Francia estimó que el 64% de los padres ayudan económicamente a sus hijos mayores y que las aportaciones familiares triplican las del Estado (ver servicio 123/95).

A pesar de las ayudas familiares, desde 1975 la mayoría de los nuevos hogares franceses no están alcanzando el nivel de vida de sus padres. Por otra parte, las ayudas económicas contribuyen a mantener los diferentes niveles adquisitivos heredados, pues son los hijos de los que más tienen los que reciben más.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.